lunes, 28 de octubre de 2013

Humanos

Temprano
para ver aún los rayos del sol,
aparecer por el horizonte.
Las montañas parecen arder
con el bostezo del amanecer.
Las nubes del otoño
enfrían la mañana.
Los ruidos incesantes
no me dejan resolver mi día en paz.
Ya no sabemos escuchar el silencio,
se a asumido en un caos
gracias a la vida humana.

*nOe

jueves, 10 de octubre de 2013

Los 90

Al ritmo de la percusión
de un rock ácido
tañen pensamientos de ira
que no se reencarnan en nada.
Simples arraigos a flor de piel
que se delimitan a carcomer la conciencia
taladrando una y otra vez
la cabeza y el estómago
en busca
de una solución.
Falta aun esta chispa que detone
la bomba al borde del acantilado.
El sexy sonido de un bajo
a son de acordes en quinta
que rememoran los 90
más revolucionarios que se conocieron,
nos hacen llorar por el olvido
de las batallas que se libraron entonces.
Las cuerdas oxidadas de aquellas guitarras
que en los 60 cantaban a la libertad
suenan desafinadas.
Nos faltan las notas armónicas
que propiciaron la adquisición
de tan relevantes derechos.
¿A qué estamos esperando?

*nOe

martes, 1 de octubre de 2013

Otoño, frío

El otoño,
poco a poco va acariciando
las calles de nuestra ciudad.
La majestuosidad de los monumentos
ingentes,
de la plaza Mayor,
de las calles medievales,
quedan a merced de la caída paulatina,
de las hojas de los árboles.
El frió,
aparca poco a poco
en los rincones para hacernos temblar
al amanecer,
y en el ocaso de los días.

*nOe

viernes, 5 de julio de 2013

lunes, 10 de junio de 2013

Mojados

Si quiere llover,
que llueva, que se mojen las aceras grises
del paseo inacabado.
Que se humedezcan las carreteras
que no conducen a ningún lado
y a todos a la vez.
Que se encharquen los charcos
donde al mirarlos
desnudamos nuestra alma
con la mirada vertical de nuestros ojos
que al caer,
parecen de extraños.
Que los grises cielos
se reflejen en las espectaculares ventanas
de los grandes edificios de tu ciudad.
Observa, mira, sonríe a la lluvia,
al fin y al cabo,
un día nublado, también tiene su belleza.

*nOe

jueves, 30 de mayo de 2013

BSO

Es la nostalgia empedernida,
la que nos hace mirar a través del cristal.
Son esas sombras que se dibujan
en las paredes de los bloques de la ciudad,
ese olor acalorado de asfalto y jardines recién regados.
Esas flores que intentan acabar dignamente
con la primavera,
para traernos aromas del verano más incierto.
Esos poetas que desnudan el alma de la gente
con tan solo sus palabras,
los poetas de la calle,
ellos son los que nos inspiran,
sin darnos cuenta,
esas melodías que tarareamos para ponerle
banda sonora a nuestras vidas.

*nOe

miércoles, 29 de mayo de 2013

Canon In D

Es extraño ver como pasa el tiempo
sin apenas dejar un respiro,
es inútil,
intentar detenerlo, ni si quiera ralentizarlo
lo más mínimo.
Aquí, sentada,
frente al ordenador, cuento los minutos que pierdo
día a día,
batallando con causas perdidas,
escuchando música suave
para canalizar la ira que recorre el alma revolucionaria
que me hace levantarme de la silla
salir a la calle
gritar
y luchar por los que no pueden.
Es alentador,
crear una batalla de palabras
en tu mente
escuchando el Canon In D
recreas tu momento de gloria,
pero sin más,
un golpe en la puerta,
te quita la imagen
y vuelves a la realidad,
la sórdida, cruel y cruda realidad
en la que vivimos.
La decadente realidad
que hemos creado con nuestros actos.
Con nuestras acciones más simples
hemos creado,
la trama más compleja
que jamás se podría llegar a entender,
y es,
ese oscuro futuro que nos han pintado
poco a poco,
o mucho a mucho,
nuestros queridos dirigentes.

*nOe

miércoles, 17 de abril de 2013

Para ti

Quizás, esto sea para ti,
quizás, no lo sepas,
ni lo sabrás jamás.
Es simple,
quizás, estas palabras las hayas inspirado tu,
con tus defectos
con tus virtudes,
quizás, si,
o no.
Nunca lo sabrás.

*nOe

Humo

En las madrugadas,
el humo del cigarro que encendí
al comenzar a escribir,
ya se había disipado.
Ya no acariciaba mis manos,
ni perfilaba las facciones de mi cara.
Ya solo era cenizas
y mal sabor de boca.
En el ambiente,
cargado por ese humo acabado,
dulcemente apestoso.
Eran incontables
las llamaradas que salían de mi mechero
al sentarme frente a la pantalla de mi ordenador.
Pero una cosa si pude contar,
y fueron,
tus dos ojos pidiéndome perdón.

*nOe

lunes, 15 de abril de 2013

En el río

Es la forma que tiene el agua
de resbalar entre las rocas húmedas
musgosas,
de aquel acantilado del bosque de nuestros sueños.
Es un susurro delicado y estrepitoso
que ensordece todos los sentidos,
solo quedamos tu y yo,
tu con tus pensamientos
yo con mis observaciones lógicas de la vida
que nos rodea.
Ese susurro de las aguas calmadas
más allá del nacimiento del río de nuestras vidas
esas aguas que inundan de paz y de energía
todo lo que riegan,
esas aguas que en el final de su curso,
no paran el el mar
si no
en otro río aún más grande, más caudaloso
en el que el susurro de sus aguas aún es más estruendoso.
Tu,
sigues pensando.
Yo, aún,
sigo buscando la lógica a tus pensamientos.

*nOe

martes, 2 de abril de 2013

Arremetes

El placer de avanzar
entre la muchedumbre hipnotizada
por el compás de los pasos
al  unísono
de los golpes de lluvia
en los charcos ya creados
en la noche anterior.
Ese placer de sentir,
que tu hipnotismo
está causado por los latidos
de tu corazón,
arremetiendo contra tu pecho
distribuyendo chorros de sangre
por todos los extremos de tu cuerpo.

*nOe

martes, 12 de marzo de 2013

Sed incansable

Aletargados los ideales
de un sueño por cumplir,
como las balas perdidas
dentro de los corazones de miles
de milicianos
anónimos.
Perdidas en las cunetas
las sangres rojas
de guerra,
de sed incansable
por la búsqueda de la libertad.
Llantos de mujeres,
hombres,
niñas,
niños,
provocados por el inhumano corazón
de los hombres vestidos de uniforme,
gris.
¿Y pretenden que nos olvidemos?
¿Cómo olvidar
el llanto,
las historias que callaron
con el ruido de las balas
atravesando el alma y el cuerpo
de los libertadores por naturaleza?
Si aún suenan en el viento
sus ecos lejanos.
¿Cómo olvidar
a los que mataron
a los padres de la libertad?
Si nos quedaron huérfanos.
¿Cómo olvidar?
Si nos grabaron su historia
con la sangre de los nuestros.

*nOe

miércoles, 27 de febrero de 2013

Duermevela

En el silencio estruendoso
del duermevela de la noche anterior
pude soñar
pude volar
pude sentir
que no estaba atrapada por los hilos de la sociedad
cuan marioneta bajo los palos
de su titiritero.
Pude sentir esa libertad ansiada
anhelada por todos.
Pude creer
que esto,
podría cambiar en cualquier momento.

*nOe

jueves, 24 de enero de 2013

Entre las sábanas

Observaba, como las gotas correteaban por su cristal.
Las gotas de lluvia,
las que golpeaban segundos antes la ventana,
impacientes
por querer entrar.
El susurro en los tejados,
de la lluvia al caer la adormecían aun a pesar de que era estruendoso.
Podía sentir como el viento se colaba por las ranuras de la ventana,
como acariciaba la dulce brisa fresca de Enero,
su piel pálida y aterciopelada.
Se estremecía, sentía como la suavidad de su cutis
se convertía poco a poco en rugosas sensaciones de frío.
Se tapó con las sábanas de seda
que cubrían su cama.
Fue entonces,
cuando dejó de soñar.

*nOe